• Dos dirigentes muy cercanos al Papa Francisco acompañaron a Cristina Kirchner
    • Empresarios involucrados en "retornos" ofrecieron hacer obras gratis para evitar el juicio y la cárcel
    • Un imputado por los cuadernos de las coimas pedirá pericias psiquiátricas a Norberto Oyarbide: "No está en sus cabales"
    • En su defensa, Cristina Kirchner pide la declaración testimonial de Mauricio Macri y señala a Angelici
    • La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado

El secuestrador virtual que cayó en su propia trampa

Jonathan S., el estafador.

Un secuestrador virtual cayó en su propia trampa: fue engañado por una persona a la que quiso cobrarle un falso rescate y terminó detenido por la Policía.

El hecho ocurrió en las últimas horas en la localidad de La Tablada, al oeste del Conurbano. Todo empezó cuando la víctima, un comerciante de 40 años llamado Fernando (no trascendió el apellido), recibió una llamada al teléfono de su casa.

Del otro lado de la línea, un presunto secuestrador le comunicó que tenía a su hijo secuestrado y le pidió dinero para liberarlo.

Pese a que su hijo estaba en su vivienda descansando, el comerciante decidió seguir con la conversación y tenderle una trampa al estafador: lo citó en la esquina de su casa para pagar el rescate.

Cuando cortó, claro, llamó a la comisaría de Lomas del Mirador y les dio a los policías los detalles de la maniobra.

Unos minutos más tarde, la víctima se encontró con el falso secuestrador en Carlos Tejedor al 1600, a media cuadra de la avenida General Paz. Lo que el ladrón no sabía era que un patrullero lo esperaba escondido “a una distancia prudencial”.

Algunos de los elementos secuestrados por la Policía.

Todo salió de acuerdo al plan: en el momento en que el delincuente levantaba la falsa bolsa de dinero, la Policía apareció en escena y lo detuvo.

El estafador fue identificado como Jonathan Francisco S., de 20 años, con domicilio en el barrio porteño de Almagro. Además de la detención del joven, los policías incautaron una bolsa de nylon blanca con trozos de papel, un celular y el auto en el que se movía, un Peugeot 207 blanco.

El auto del delincuente, un Peugeot 207.

La investigación del caso quedó en manos de la fiscal María Soggio, de la UFI N° 6 del Departamento Judicial La Matanza, quien “avaló lo actuado y llamó al detenido a prestar declaración indagatoria”.

El objetivo es establecer si participó “en otros hechos de similares características, como así también si el mismo registra impedimento legal, al igual que el rodado incautado”.