• El 40% de los empleados públicos cobró el plus por presentismo
    • Un adelanto del ajuste, el pacto sindical y Carrió contraataca en la Justicia
    • Cristina Kirchner vs. Claudio Bonadio: recelos, favores y un cuarto round en Tribunales
    • Sigue la búsqueda de Claudio Uberti que está prófugo desde el viernes
    • Margarita Stolbizer dijo que la causa de los cuadernos "es una parte" y apuntó al flujo de dinero "en las áreas de subsidios"
    • Gerardo Morales quiere casarse pero, por ahora, no puede

El kiosquero que fue a buscar a su hijo a la escuela por miedo a la inseguridad y terminó asesinado

Eduardo Alberto Cuello falleció en el hospital. (Facebook)

Un kiosquero de 51 años fue asesinado a balazos por dos motochorros que intentaron robarle frente a su hijo. El crimen ocurrió el jueves por la noche en el barrio San Fernando, al sur de la ciudad de Córdoba.

La víctima, identificada como Eduardo Alberto Cuello, había ido a buscar al adolescente de 17 años a la escuela por miedo a que anduviera solo por la calle.

Cuando caminaban por Teniente Bean al 300, a unos 80 metros de su casa, dos ladrones en moto los cruzaron con intenciones de robarles.

Aunque trascendió que solamente llevaba encima su teléfono celular, Cuello intentó defenderse y comenzó a forcejear con uno de los delincuentes. El otro ladrón, entonces, le disparó tres veces: dos en el abdomen y otra en una pierna.

El comerciante fue trasladado hacia el Hospital de Urgencias de Córdoba, donde falleció este viernes por la madrugada.

“Estoy viviendo los peores momentos de mi vida. Siempre lo veo en las noticias y ahora me tocó a mí”, les dijo a medios locales Karina, la esposa de la víctima. Según contó la mujer, su hijo “vio todo en la vereda de enfrente”, aunque los asaltantes “no le hicieron nada”.

Karina Guevara aseguró que a su marido Eduardo Cuello lo mataron por el celular. Vecinos se acercaron al kiosco que tiene en su propio domicilio enterados del hecho. (Daniel Cáceres)

Los motochorros, en tanto, escaparon tras el crimen y son buscados por la Policía.