Con amoladoras, vaciaron una caja fuerte para llevarse $ 800 mil

El Centro de Almaceneros de Córdoba, adonde fue el robo.

El nivel de daño, al margen de la importante suma de dinero que se llevaron del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, todavía asombra a los investigadores y a las víctimas. Alarmas y cables de teléfonos arrancados, cámaras de seguridad destruidas, material de computación roto en el área de sistemas.

El golpe se registró entre la noche del domingo y la madrugada del lunes. Los asaltantes aprovecharon que en el local contiguo había una fiesta. Así, el ruido y el movimiento de personas no hizo sospechar a nadie.

Todo ocurrió en la calle Lima 379, en pleno centro de la ciudad de Córdoba. Según fuentes policiales citadas por el diario La Voz del Interior, utilizaron amoladoras y distintas herramientas para romper una caja fuerte del local de cobro de servicios de Pago Fácil, anular alarmas y dañar las cámaras de seguridad internas.

De acuerdo a las primeras estimaciones, actuaron con total conocimiento del lugar y escaparon con al menos 800 mil pesos.

Los daños tras el robo en el Centro de Almaceneros de Córdoba. Foto Twitter @JavierSassi

En declaraciones a la radio Cadena 3, Vanesa Ruiz, gerenta general del centro, aseguró: “Nunca nos imaginamos la magnitud que se observa y sobre todo la agresión con la cual se ha actuado. No es un trabajo que lo hace una sola persona”.

Además, contó que el feriado del 1° de mayo ya habían sufrido un incidente extraño. “Nos cortaron el neutro de la caja de luz, entró más energía y quemaron la centrales telefónicas, alarmas, computadoras. No fue eventual, fue deliberado, tuvimos daño y recién nos estábamos intentando recuperar, el seguro estaba trabajando en ese episodio”.

Ruiz manifestó que les llamó la atención la “violencia” y la “saña” con la que actuaron los ladrones. “Se encontraron barretas, los discos para las amoladoras tirados en el piso”, indicó.

Los daños tras el robo en el Centro de Almaceneros de Córdoba. Foto Twitter @JavierSassi

“Es inentendible e inexplicable. Esto es un golpe moral, además de económico”, resumió la gerenta, quien contó que se comunicó con ellos el ministro de Seguridad, Carlos Massei.

“Es como si hubiera pasado un huracán. Hay daños por todos lados. No hacía falta que rompieran tantas cosas. Y lo que no está roto está tirado”, manifestó Víctor Marconetti, presidente del Centro de Almaceneros, una organización civil centenaria que agrupa a los comerciantes de la capital cordobesa.

Los robos en locales comerciales se vienen repitiendo los fines de semanas y feriados, por lo que no se descarta que esté actuando la misma banda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *