• Con las coimas de la obra pública se podrían haber financiado 130 campañas presidenciales
    • Varias localidades bonaerenses amanecieron con pintadas en apoyo a Cristina Kirchner
    • Fin del misterio: lograron identificar los restos de un caído que estaba en una tumba compartida en Darwin
    • Carlos Wagner nombró a once empresas que no estaban siendo investigadas
    • Estela de Carlotto cuestionó que un chofer pueda tener "semejante escritura perfecta"
    • Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"

Cayó una banda liderada por policías que robaba desde hacía 8 años

Un auto incautado a la banda desbaratada a la banda en La Plata.

El crimen que desató la investigación ocurrió hace ocho años. La banda que lo cometió nunca dejó de operar, ni sus líderes de usar sus influencias en la Policía Bonaerense para encubrir sus delitos. Escruches, robo de autos y venta de drogas son algunos de los delitos que cometieron. Ahora cayeron 11 de sus integrantes, entre los que aparecen tres oficiales, un barrabrava de Gimnasia y Esgrima de La Plata, y Carlos Bertoni, hermano del delantero Daniel Bertoni, futbolista de la selección argentina campeona del mundo en 1978.

Para los investigadores, los líderes de la organización serían el comisario inspector Gustavo Bursztyn, del Comando de Patrullas de La Plata; y el teniente 1° Gustavo Mena, un ex jefe de calle de la comisaría 2° de La Plata que fue pasado a disponibilidad en 2015.

Estos dos oficiales de la Bonaerense manejaban la red de delincuentes. Según la acusación, marcaban casas vacías en las que había dinero para cometer lo que en la jerga se conoce como “escruches”. Fuentes de la investigación confiaron a Clarín que los policías reclutaban delincuentes que cometían los delitos “casi siempre en pareja” y “liberaban la zona” para que pudieran robar sin ser detectados. Operaban en el centro de La Plata. 

El vínculo con los delincuentes lo justificaban con la figura de “informantes”: los ladrones se hacían pasar por “buchones” de la Policía y les adjudicaban sus robos a otros. “Acusaban a los que no querían robar para la banda y terminaban cayendo presos por sus robos o desviando investigaciones”, advirtieron.

“No dejaban una por hacer”, aseguraron fuentes del caso. 

Es que los detenidos también estaban en el negocio de las “autopartes” y los autos “mellizos con papeles truchos”. La pata encargada de eso habría sido Carlos Bertoni que, además de ser el hermano del ex goleador de Independiente, es productor de seguros. En esta causa le adjudican dos roles fundamentales: señalar casas para “escruches” y falsificar la documentación de un vehículo. 

Lo que disparó la investigación fue el crimen de Juan Roberto Farías (30), asesinado el 1° de diciembre de 2010 en el hall del edificio de calle 44, entre 26 y 27, en el exclusivo barrio platense de La Loma. Allí vivía con su esposa y su hija de 9 años. Primero se habló de un robo y, más tarde, de un ajuste de cuentas. Es que la víctima tenía antecedentes y conocía a uno de sus asesinos, que no dejaba de pedirle “la plata grande” durante el asalto.

Detrás de ese crimen -sospechan- había un robo que salió mal: Farías habría entrado a una casa que habría sido señalada por Bertoni pero no tenía “permiso” del comisario Bursztyn ni del oficial Mena para hacerlo. Es que estaba en la jurisdicción de otra banda de policías. La víctima habría hecho el “trabajo” igual y lo mataron de tres balazos. 

la Policia y los fiscales en la puerta del edificio donde mataron a Juan Roberto Farías en 2010

En 2013 detuvieron a Adrián Manes, identificado como uno de los tiradores por una vecina y a quien Farías le abrió la puerta para que entrara al departamento de la calle 44.

“Manes también robaba para Bursztyn y Mena, era parte de la banda. El punto en común entre ellos era la droga”, aclararon fuentes del caso.

Manes está preso por el homicidio de Farías. Pero le dieron la detención domiciliaria en 2017 y volvió a caer preso porque se dedicaba a la venta de drogas con su pulsera electrónica: acumula tres causas y, para los investigadores, desde el penal de La Plata manejaba a “los proveedores de grandes cantidades de cocaína y marihuana que revendían los integrantes de la banda, también en complicidad con Bursztyn y Mena”.

“Manejaba todo desde el penal”, confirmaron los voceros.

Por eso entre los 18 allanamientos que se realizaron hubo uno en la Unidad Penitenciaria N° 9 de La Plata, donde está detenido Manes. Y otro en el penal de Olmos, donde está preso Héctor Alfredo Vega (39), también preso por el crimen de Farías y por otra causa de robo.  

La investigación la realizó la fiscalía N°2 de La Plata, a cargo de Betina Lacky, en conjunto con la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

A través de escuchas y testigos pudieron “establecer las funciones y la distribución de tareas”. A los 11 detenidos los acusan de homicidio, robo agravado, asociación ilícita y encubrimiento. Los últimos episodios habrían ocurrido la semana pasada, poco antes de los arrestos.