• Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"
    • Dietrich: "En el kirchnerismo había una matriz de privilegio para los que estaban cerca del poder"
    • Detectaron una cuenta secreta en Luxemburgo del contador de los Kirchner
    • El empresario Aldo Roggio declaró ante el juez Bonadio, que analiza si lo aprueba como arrepentido
    • Gabriel Romero, dueño del grupo Emepa, es el nuevo arrepentido en la causa de los cuadernos
    • Gabriel Romero, un "radical de toda la vida" con llegada a todos los gobiernos

Rusia: conmoción por la difusión de un video de seis policías torturando a un preso

Las autoridades de Rusia detuvieron este lunes a seis guardias de prisión tras la publicación de un video en el que se ve a varios de ellos torturando y agrediendo a un preso, según informó la agencia rusa de noticias Sputnik.

El Servicio Penitenciario Federal de Rusia ha confirmado la veracidad del video, grabado en una prisión de la localidad de Yaroslavl, al noreste de la capital, Moscú, y el inicio de una causa penal contra los implicados.

La abogada Irina Biriukova, que publicó el video, ha asegurado que ha abandonado el país tras recibir amenazas, lo que está siendo investigado por las autoridades.

La directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central Marie Struthers ha dicho que la apertura de una investigación en torno a las acusaciones de torturas “es un buen primer paso hacia la justicia”, al tiempo que le pidió a Moscú que proteja a Biriukova.

”La valiente decisión de Biriukova de desvelar los graves abusos en la colonia penakl IK-1 es el último ejemplo de su dedicación a la protección de otros de la tortura y otros malos tratos”, afirmó.

Así, ha sostenido que “es alarmante que su acto de valor la haya forzado a huir del país por miedo”, antes de resaltar que “la protección de Biriukova y Yevgeni Makarov -su cliente, la víctima que aparece en el video- debe ser una prioridad para las autoridades rusas”.

”Seguimos profundamente preocupados por la seguridad de Yevgeni Makarov y otros miles de detenidos en centros de detención a la espera de juicio en Rusia, colonias penales y comisarías, donde las acusaciones de torturas y malos tratos son habituales y las investigaciones poco frecuentes”, concluyó Struthers.