Renunció Boris Johnson, ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido

Boris Johnson al salir esta mañana de 10 Downing Street. AFP

A la renuncia de medianoche de David Davis como secretario del Brexit, se sumó ahora la dimisión de Boris Johnson, el canciller británico. La primera ministra británica Theresa May enfrenta el día más peligroso para su supervivencia política desde que perdió su mayoría parlamentaria. Boris, aspirante a reemplazarla, tiene profundas diferencias con la negociación para el divorcio con la Unión Europea y puede desencadenar su caída. La rebelión de los Hard Brexitiers está en marcha.

Boris Johnson, el excéntrico canciller e ideólogo del Brexit, renunció por no coincidir con el Soft Brexit que Theresa May impuso el viernes a sus ministros en el retiro espiritual de Chequers, su casa de campo. Pasó la mañana organizando sus cajas en el Foreign Office y su mudanza de la casa oficial en Carlton Gardens, donde vivía. Ya se ha ido.

Con la renuncia de Johnson y sus aspiraciones de reemplazarla en el cargo, un desafío parlamentario a su liderazgo la acecha, organizado por los más duros de los Brexitiers, que debe aprobar el Comité 1922, que la entronó sin consulta partidaria.

May reemplazó al quijotesco y ex veterano de las fuerzas especiales David David por Dominic Raab, un furioso euro escéptico de su gabinete, mientras trata de contener la rebelión y el desencanto entre la línea dura del Brexit. Si ella rompe con la línea dura del Brexit, debe apoyarse en los laboristas para hacer pasar su legislación ahora.

Boris siempre ha querido ser primer ministro, se opuso el viernes en el retiro en Chequers al soft Brexit planificado por May y se esperaba su renuncia, aun antes que la de David Davis. Si quería tener un futuro político, no tenía otra alternativa que irse del gabinete de Theresa May.

Boris Johnson, el excéntrico canciller e ideológo del Brexit, renunció por no coincidir con el Soft Brexit que impuso Theresa May. AFP

Con estas dos renuncias, el gran interrogante ahora es como sigue este dramático film de la más débil de las primeras ministras británicas. Podría enfrentar un voto de confianza inmediato. Se espera la presencia de la primera ministra Theresa May en la Cámara de los Comunes ahora.

Esta monumental y al mismo tiempo teatral crisis política en Gran Bretaña surge cuando el presidente norteamericano Donald Trump llega al reino el jueves y tiene previsto entrevistarse con la reina Isabel y con la primera ministra, si aún continúa en el poder. Todo en medio de fuertes protestas el viernes contra su presencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *