Quién es Rachel Lapierre, la ex reina de belleza que se ganó la lotería y la “donó” entera

Para Rachel Lapierre, seguir los pasos de la Madre Teresa ha sido el objetivo de su vida (Facebook Rachel Lapierre).

Fue en 2013 que Rachel Lapierre tomó una decisión que a la mayoría le sonaría como absolutamente descabellada. En ese momento, a la ex modelo canadiense, que en su juventud fue coronada como Miss Quebec, el dinero no le sobraba. Sin embargo, cuando la suerte le sonrió, no dudó y refundó su vida. 

Tras enterarse que había ganado un premio de la lotería de Quebec conocido como el “ganador de por vida”, que consiste en recibir un salario de alrededor de 778 dólares estadounidenses por el resto de la vida, decidió usar ese dinero para dejar su trabajo y crear una organización caritativa con la cual dedicarse a su pasión: ayudar a la gente. 

“Al principio no lo podía creer. No celebré ni grité desde la terraza porque había hecho una promesa al universo y estaba decidido a mantenerla”, afirmó en su momento Lapierre en una entrevista con el sitio de la BBC.

Desde que ganó el premio, pasaron dos meses hasta que finalmente pudo dejar su trabajo como enfermera y pasar a la siguiente etapa de su vida. Su organización, llamada Le Book Humanitaire (El portafolio humanitario, una referencia a los “books” de modelos) está ubicada en la ciudad de Saint-Jerome, a unos 60 kilómetros de Montreal. Desde allí, Lapierre trabaja primordialmente en unir a quienes necesitan algún bien o servicio, con las personas u organizaciones capaces de ayudarlos. 

“Digamos que alguien tiene ropa para regalar. Lo pondremos en contacto con una familia que necesita esa ropa y esa persona puede ir a entregarla por sí misma”, explica la ex modelo, en la misma entrevista con el sitio británico. 

Cuando Rachel Lapierre se presentó al concurso de belleza Miss Quebec a principios de los 80, tenía pocas esperanzas de ganar. El prototipo de modelo era la mujer rubia y alta, de ojos celeste, y Lapierre era más bien baja, además de que tenía el pelo oscuro. Pero para su sorpresa, ganó, lo que le abrió una carrera en el mundo del modelaje. En 1984 puso su propia agencia, que se dedicaba a orientar a las jóvenes que intentaban forjarse una carrera en el mundo de la moda. 

Rachel Lapierre fue coronada como Miss Quebec a principio de la década del 80 (Facebook Rachel Lapierre).

Cuando cerró su agencia a fines de los 80, el motivo oficial era que quería dedicarse a criar a sus cuatro hijos. Pero en paralelo a ese primer objetivo, Lapierre también empezó a incursionar en el campo de la caridad. Viajó con diversas organizaciones humanitarias a India y Haití, el caldo de cultivo para lo que vendría después con Le Book Humanitaire. 

A lo largo del año pasado, la organización realizó 15 mil “acciones directas” en Quebec, desde la cesión de un departamento a una familia de refugiados sirios, hasta la tarea de hallar una residencia para una madre sin hogar que acababa de tener un hijo. Las redes sociales son una parte importante de la labor que realiza Lapierre. su página de Facebook, que tiene más de 22 mil seguidores, es crucial para vincular los diversos actores que se entrecruzan en la tarea solidaria. 

Rachel Lapierre es una cruzada por la solidaridad (Facebook Rachel Lapierre).

Gracias al dinero que ha recibido por diversas donaciones, unos 70 mil dólares hasta la fecha, ha logrado hacer funcionar su organización, que cuenta con 10 empleados. 

“Los 1000 dólares (canadienses) que recibo cada semana de la lotería me permiten no trabajar más y financiar mi organización – afirma – Pago cosas como el alquiler de las oficinas y otros gastos administrativos”, completa ante la BBC.