Pareja secuestrada en Colombia: “Fueron acuchillados y murieron desangrados hace dos meses”

Fotografía de archivo del 13 de abril de una manifestación en rechazo al asesinato del equipo periodístico del diario El Comercio./ EFE

Los cadáveres fueron hallados en una fosa en medio de la selva. El miércoles se confirmó lo que se temía: eran los cuerpos de Katty Velasco Pinargote, de 20 años, y Oscar Villacís Gómez, 24, una pareja de ecuatorianos secuestrados por disidentes de las FARC el 17 de abril.

Velasco y Gómez habían caído en manos de un grupo de unos 70 hombres, liderado por Walter Patricio Arizala Vernaza, alias “Guacho”, dedicado al tráfico de drogas, cerca de la localidad de San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia. 

Días después se conoció un video en el que ambos rogaban a Quito ceder al pedido de los disidentes para salvar sus vidas.

La pareja aparecía con sogas alrededor del cuello y las manos atadas. Pedían al presidente Lenín Moreno que les diera a los secuestradores lo que sea que pidiesen para poder ser liberados.

Las imágenes dejaron en shock a los ecuatorianos, ya horrorizados por el secuestro y asesinato de dos periodistas del diario El Comercio de Quito, y su chofer, quienes reporteaban en la zona.

Los esfuerzos y el despliegue de tropas colombianas y ecuatorianas en la región no lograron nada. Los restos de los periodistas y su conductor fueron encontrados el mes pasado, y llevó días rescatar los cuerpos porque estaban rodeados de trampas explosivas.

También estaban enterrados en una fosa. Cuando se supo que habían aparecido, las esperanzas se concentraron en hallar con vida a la pareja secuestrada. Pero ya estaba muerta.

Los mataron a cuchilladas. Y murieron desangrados hace dos meses.

Carlos Valdés, director del Instituto de Medicina Legal de Colombia, informó que “la necropsia médico legal realizada demostró que la muerte ocurrió como consecuencia de múltiples heridas producidas por arma cortante y cortopunzante en ambos cuerpos a nivel de cuello y tórax. La causa de muerte es anemia aguda secundaria a la lesión producida por los cortes en vasos sanguíneos. La manera de muerte es violenta, tipo homicidio”.

El director del Instituto de Medicina Legal de Colombia, Carlos Valdés habla durante una rueda de prensa, en Pasto (Colombia)./ EFE

Según Valdés, las víctimas fueron asesinadas hace dos meses en el suroeste del país y fueron hallados en una fosa común en el departamento colombiano de Nariño, que también fue rodeada de explosivos artesanales.

Las autoridades de Colombia y Ecuador acusaron al líder rebelde disidente “Guacho” de ser el responsable. 

Los familiares de la pareja apuntan contra las autoridades porque no hicieron nada “para rescatarlos”.

“Yo los culpo a ellos por la muerte de mi hermano porque ellos no hicieron nada para rescatarlos, los dejaron a su voluntad, los dejaron solos”, afirmó a periodistas en Pasto, capital de Nariño, Elvia Villacís, hermana de Óscar.

Geovana Velasco, hermana de Katty, manifestó que están terminando de hacer lo que deben para repatriar los cuerpos.

Ecuador y Colombia ofrecen una recompensa de 230.000 dólares por información que lleve a la captura de “Guacho”, mientras fuerzas de seguridad de los dos países ejecutan acciones coordinadas para dar con su paradero.

Fuente: agencias