• La vida después de los cuadernos para la ex pareja de Centeno: desempleada y con cambios de rutina
    • Oscar Parrilli busca avanzar con su recusación a Bonadio y se suma otro acusado
    • Encuesta exclusiva: el piso y el techo de Mauricio Macri y Cristina Kirchner para la elección presidencial
    • Un fiscal habló de "parentesco" entre la causa Odebrecht y la de los cuadernos de la corrupción
    • El relato de los cuadernos y todas las pruebas que complican a Cristina Kirchner
    • Mario Pergolini: "Macri me decepcionó un poco"

España y Portugal declaran alerta por la ola calor extremo

Al agua. El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, visitó este sábado una playa artificial en Tondela, donde advirtió de la situación “muy grave” por la ola de calor. /EFE

Portugal y España declararon el alerta ante una ola de calor intenso que está a punto de batir los récords de temperatura en estos dos países. Gran parte del sur de Europa sufre también marcas inusuales para el verano, que han provocado además grandes incendios forestales en algunas regiones.

Portugal emitió alertas rojas para más de la mitad del país, con temperaturas que llegaban casi a 46 grados. El récord de temperatura alta en el país es de 47,4° registrado en 2003.

El calor y la sequedad han alimentado varios incendios en Portugal. El mayor de ellos arrasó 1.000 hectáreas cerca del pueblo de Monchique en la región del Algarve, en el sur.

El presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa advirtió que se trata de “una situación muy grave de calor extremo”.

En España murieron tres personas por la ola de calor esta semana. Un hombre de mediana edad indocumentado fue hallado inconsciente en una calle de Barcelona y murió por un golpe de calor en un hospital de la ciudad, indicó el jueves el sistema de emergencias médicas catalán en un comunicado.

Las otras dos víctimas del calor en el país fueron un obrero nigeriano de unos 40 años, que trabajaba el martes en la construcción de una autopista cerca de Murcia, y un jubilado de 78 años, que cuidaba su huerta en la misma ciudad y murió en el hospital el jueves.

Varios operadores turísticos europeos informaron estos días, según la prensa alemana, que las reservas de último minuto para el Mediterráneo caían y que la gente buscaba destinos más frescos en el mar del Norte y las costas bálticas.

En Holanda, en donde la ola de calor es la más larga que se haya registrado, con temperaturas que este viernes alcanzaron los 35ºC, la escasez de agua empieza a afectar a la población. Las autoridades cerraron algunos tramos de las autopistas en ciertas regiones, donde el calor llegó a derretir el asfalto.

Abanicos. Turistas con calor en el centro de Lisboa, en Portugal, este viernes. /AFP

Sin lluvias casi desde mayo, Suecia registró su mes de julio más caluroso en más de 250 años, con sequías y altas temperaturas que favorecen los incendios en el país, incluso hasta en el Círculo Polar Ártico.

Un glaciar en la montaña de Kebnekaise se derritió tanto que ya no es el punto más alto del país.

Pero el alivio está por llegar: los meteorólogos pronostican temperaturas más bajas y tormentas en el país este fin de semana.

En Noruega las autoridades tuvieron que pedir a los conductores estar alertas frente a los renos que se están refugiando en los túneles en busca de aire fresco.

El miércoles se anotaron récords para esta época del año en las regiones más nórdicas del país, según indicó el instituto meteorológico noruego: 31,2 °C en el condado de Finnmark, un criadero de renos, muy al norte del Círculo Polar Ártico.

La región está tan caliente que desde principios de año tuvo 12 noches que llamaron “tropicales”, porque las temperaturas nocturnas superaron los 20°C, según el instituto meteorológico.

Las temperaturas superaron el viernes por primera vez este verano los 40º en Francia. Las altas temperaturas seguirán el fin de semana, cuando millones de franceses saldrán a las autopistas para comenzar sus vacaciones.

Además, cuatro reactores nucleares de Francia fueron cerrados a causa de la ola de calor.La compañía de energía francesa EDF afirmó que se habían tomado medidas para evitar aumentar las temperaturas de los ríos de los que las centrales nucleares extraen agua para enfriar los reactores, antes de volver a verterla.

Las autoridades emiten alertas por TV y radio con consejos para superar la ola de calor, que se prevé sea la más intensa desde 2006. El servicio meteorológico francés indicó que la ola de calor no sería tan severa como lo fue en agosto de 2003, cuando varios días seguidos de calor causaron la muerte a más de 11.000 personas.

En la capital italiana, que está bien equipada con fuentes de agua potable, las autoridades están entregando botellas de agua a los turistas.

Al principio de la semana las temperaturas alcanzaron los 40º en Cerdeña y en el norte del país, pero regresaron a la normalidad estival para este país mediterráneo, alrededor de los 35º.

El principal sindicato agrícola de Italia anunció que la producción de las vacas lecheras cayó 15%, lo que plantea un problema ya que es un producto indispensable para la producción de helados, cuyo consumo aumentó 30%.

La masa de aire caliente que viene de África trae también polvo del desierto del Sahara.

Fuente: agencias