El Novichok se expande a otra ciudad de Inglaterra

Foto sin fecha de la Dawn Sturgess, quien murió tras resultar envenenada con Novichok. / AP

Los médicos británicos alertan a la población y especialmente a los chicos en Salisbury y Amesbury “de no recoger ningún elemento que pueda contener líquidos o gel “. La advertencia se produjo luego que el agente nervioso Novichok se extendió a Swindon, una ciudad a 64 kilómetros de Salisbury, donde originalmente el ex espía ruso Serguei Skripal y su hija Yulia fueron contaminados en marzo.

Un automóvil Audi fue retirado de Swindon, luego que Dawn Sturgess, la “victima colateral” de este ataque inicial, muriera. La pareja de la mujer, Charlie Rowley, permanece en estado crítico y con escasas posibilidades de vivir. Gran Bretaña acusó a los servicios rusos del ataque original. Ahora exige su colaboración para saber dónde fue abandonado el paquete o frasco que no encuentran y que habría sido el origen de la contaminación de estas nuevas dos víctimas.

Personal militar con guantes y máscaras especiales cargaron el Audi blanco a un camión y lo llevaron al laboratorio de Porton Dawn, especialista en la guerra fría de químicos y gases. El automóvil pertenece a un paramédico que atendió a Rowley cuando él y su pareja colapsaron el pasado 30 de junio. Hasta ahora el paramédico no tiene síntomas de intoxicación. Este es el tercer vehículo que ha sido recuperado, incluida la combi que conducía Rowley antes de ser internado. Un ómnibus que utilizó la pareja también fue recogido por los servicios de seguridad para analizar su contaminación. Los otros dos vehículos fueron analizados en Porton Dawn y considerados seguros.

La jefa médica del reino, Dama Sally Davies, advirtió a los padres en Salisbury y Amesbury sobre los riesgos de recoger objetos y a los residentes “de no tocar ningún elemento que contenga líquido o gel”.

“Es particularmente importante para las familias no recoger objetos, jeringas, agujas, cosméticos u objetos similares de materiales como metal, plástico o vidrio. Esto es particularmente importante porque las familias se están preparando con sus hijos para las vacaciones de verano y pido a la gente que sean extravigilantes. Seamos claros: no recojan nada que no hayan arrojado ustedes”, pidió.

Davies aclaró que “la vida continúa en Sallisbury y Amesbury” y que el riesgo para el público “es bajo”. Tambien advirtió que las áreas descontaminadas abiertas recientemente al público “son seguras y pueden ser usadas sin dificultades”.

Hasta ahora, la policía no sabe cómo se contaminaron Sturgess y Rowley. Pero creen que estuvieron en intenso contacto con el objeto que sirvió para envenenar a los Skripal. Hasta presumen que el agente a cargo del envenenamiento observó la acción contra el ex espía ruso desde el parque Elizabeth de Salisbury y luego se retiró, tras abandonar el objeto.

Un amigo de la pareja afectada pro el agente nervioso, en Salisbury. / AFP

Pero no consiguen encontrar el elemento o la jeringa que contaminó a Dawn Sturgess y a su pareja. Ambos, adictos a la heroína.

Los detectives consideran que ellos estuvieron expuestos a mayor cantidad de Novichok que los Skripal en marzo pasado. Dawn y Charlie habían formado su pareja recientemente. Ella se había mudado a su casa en Amesbury pocos días antes, tras vivir en un hostal para homeless, de Salisbury, muy cercano a la casa de los Skripal, que también ha sido clausurado.

París, corresponsal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *