• El ex piloto de los Kirchner declaró que llevaban bolsos a Santa Cruz en el Tango 01
    • Juicio por la tragedia de Once: la Oficina Anticorrupción pidió diez años de prisión para Julio De Vido
    • Según Claudio Uberti, los Kirchner "tenían bóvedas" en Río Gallegos
    • Un frente gremial busca protagonismo y lanza una Multisectorial en Atlanta
    • Federico Pinedo, contra el PJ: "Hubo una lamentable decisión de entorpecer a la Justicia"
    • Kirchner, según el relato de Uberti: "Cristina está haciendo una construcción en Los Sauces y necesita plata blanca"

Cumbre en Helsinki: Donald Trump asegura que su reunión con Vladimir Putin fue un “muy buen comienzo”

Apretón de manos, en Helsinki. / AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que su reunión con su homólogo ruso, Vladimir Putin, este lunes en Helsinki, fue un “muy buen comienzo” en vistas a sus esfuerzos comunes para suavizar las tensiones entre Washington y Moscú.

“Creo que es un buen comienzo. Muy, muy buen comienzo”, declaró Trump a los periodistas tras este encuentro histórico que duró más de dos horas (es decir, 40 minutos más de lo previsto) en un salón del palacio presidencial de la capital finlandesa.

A continuación Trump y Putin se dirigieron a su almuerzo de trabajo con algunos de sus principales ministros y asesores, entre ellos sus respectivos titulares Exteriores, Mike Pompeo y Serguéi Lavrov.

Putin no hizo declaraciones a la prensa al comienzo del almuerzo, aunque al empezar su reunión a solas con Trump le había pedido hablar de los “puntos de tensión en el mundo” sobre los que las dos potencias tienen posturas encontradas.

Trump, por su parte, auguró que desarrollaría una relación “extraordinaria” con Putin, porque a su juicio “el mundo quiere” que ambos se lleven bien.

Los dos mandatarios tienen previsto ofrecer una conferencia de prensa conjunta antes de poner fin a su primera cumbre formal.

Es la primera vez que Trump y Putin se reúnen en una cumbre formal, a pesar de que ya han tenido bilaterales en eventos internacionales.

Trump viene de una escandalosa gira europea en la que primero atacó a Angela Merkel, luego a sus aliados de la OTAN, criticó duramente a Theresa May por su estrategia del Brexit y terminó llamando enemigos a los europeos, además de romper bochornosamente el protocolo en su visita a la reina Isabel II en el palacio de Windsor.

La reunión con Putin es la última escala de esta gira que lo llevó a Bruselas, Londres, Escocia y finalmente Helsinki, antes de regresar a Washington.

Fuente: agencias