Cinco claves sobre el juicio contra la “novia nazi” que aterrorizó a Alemania

Beate Zschäpe, la única sobreviviente del grupo neonazi, en el tribunal. Sus dos compinches se suicidaron. REUTERS

Es uno de los casos que más expectativa mediática ha acaparado en Alemania: el juicio contra la célula neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU, por sus siglas en alemán), acusada de la serie de violencia ultraderechista más sangrienta vivida en el país en la posguerra, es también uno de los más largos que se recuerdan.

Unas 440 vistas han sido necesarias para arrojar luz sobre los asesinatos de ocho inmigrantes turcos, de un griego y de una policía alemana.

A continuación, las claves de este mega proceso que se comenzó a juzgar en Múnich a principios de mayo de 2013:

1- ¿Por qué ha durado tanto este juicio?

Apenas hay pruebas que acrediten la participación de Beate Zschäpe, la principal acusada, en las muertes o ataques de los que es acusada. Dado que la Fiscalía pretende juzgarla por asesinato y como coautora de la trama de violencia ultraderechista, llamó a más de cien testigos a declarar con el objeto de recabar el mayor número de indicios posible que le ayuden a reconstruir lo ocurrido. El número de acusados, un total de cinco, sumados a la docena de abogados que les defienden, decenas de querellantes y los más de 100.000 documentos cotejados han contribuido también a que el juicio se prolongase durante tanto tiempo.

2 -¿Quiénes eran los principales acusados?

Beate Zschäpe es la principal encausada. Ella integraba el trío neonazi con sus compañeros Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, ambos ya fallecidos. Junto con Zschäpe rindió cuentas ante la Justicia Ralf W., un ex funcionario del neonazi Partido Nacional Democrático (NPD), acusado de haber conseguido una pistola Ceska con la que los terroristas dieron muerte a nueve inmigrantes. También se sentaron en el banquillo Carsten S., André E. y Holger H, acusados de colaboración en la trama de violencia ultraderechista, entre otras cosas por ayudarles en cuestiones de tipo logístico así como en la falsificación de documentos.

El acusado Carsten S. (c), sentado en el banquillo junto a sus abogados, en la Audiencia Territorial de Múnich, en Alemania. EFE

3 -¿Qué alegó la principal encausada durante el juicio?

A pesar de que la Fiscalía consideró probado que Zschäpe compartió la ideología fanática nacionalsocialista del trío y contribuyó a sembrar el miedo entre los inmigrantes mediante asesinatos arbitrarios, la acusada negó toda participación en las muertes y aseguró no estar al tanto de lo que hacían sus dos compañeros.

4 – Además del trío formado por Beate Zschäpe, Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, ¿contó la NSU con más integrantes?

Investigadores de la Policía Judicial consideran que sí y aseguran que los tres eran tan solo parte de un grupo mayor. Desde la Fiscalía, sin embargo, dicen estar convencidos de que la NSU estaba integrado únicamente por Zchäpe, Mundlos y Böhnhardt, quienes según la información recabada durante casi 14 años vivieron juntos en la clandestinidad.

Beate Zschäpe, la única superviviente de la célula neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), principal acusada de una serie de violencia ultraderechista vivida en alemania después de la II Guerra Mundial. dpa

5 – ¿Cuánto ha costado el proceso?

Los costes millonarios de este macro juicio todavía no han sido calculados con exactitud pero todo hace pensar que la cifra será muy elevada. No solo la duración del proceso, más de cinco años, aumentará la factura, también su complejidad será determinante. A los gastos de servicios de seguridad o de instalación de dispositivos técnicos en la sala se suman además los costes derivados de las investigaciones, tales como la toma de huellas en el lugar del crimen, pruebas de ADN o interrogatorios y localización de testigos.

Agencia dpa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *