Elecciones en el sindicato de Comercio: el opositor que busca desbancar a Armando Cavalieri judicializó la disputa

Cavalieri con el ministro Triaca y dirigentes de las cámaras mercantiles.

La pelea por la sucesión del Sindicato de Empleados de Comercio, el más numeroso de la Argentina con más de un millón de afiliados, comenzó hace rato pero ahora se empieza a cristalizar el grado del enfrentamiento. A tal punto que la convocatoria a la Asamblea General pautada para este miércoles para avanzar en las elecciones del gremio fue rechazada y judicializada por la oposición a Armando Cavalieri y que conduce Ramón Muerza.

El dirigente opositor basó su presentación judicial en que “no fueron debidamente notificados cinco dirigentes” (entre ellos él) de su espacio a la reunión de Consejo Directivo del 29 de junio que fijó la fecha de este miércoles para la realización de la asamblea. A su vez, entienden que el predio elegido para realizarla (Parque Norte) no tiene suficiente espacio para albergar a los 24.000 afiliados que esperan ellos concurran. Vale mencionar que desde hace más de dos décadas que este proceso pre electoral, asambleas en general y aprobación de balances se realizan allí.

En definitiva, y con vistas al proceso electoral, el juez de primera instancia de Trabajo, Fernando Vilarullo, dio lugar al pedido de Carlos Alliusetti para frenar la asamblea y convocar de nuevo a un Consejo Directivo “dentro de los 15 días para convocar a una nueva Asamblea General”. Detrás de este afiliado está Muerza, quien este año desafía al histórico Cavalieri. 

Consultado sobre este punto, Cavalieri, que conduce el gremio desde 1986, comentó a Clarín que “se posterga la Asamblea pero vamos a convocarlos por Carta Documento para que vengan a la reunión de Consejo Directivo que fijaremos para esta semana: si votan en contra, serán ellos 5 contra los 25 que votamos el 29 de junio a favor”.

A su vez dijo que van a contestar la decisión judicial informando de esta novedad y que sostienen la convocatoria a Parque Norte “porque es un predio de 4 hectáreas por lo que hay suficiente espacio para albergar a todos aquellos que vengan”. Clarín lo consultó sobre la cantidad que asiste habitualmente a este tipo de actos y Cavalieri comentó que “por lo general son entre 3.000 y 4.000 afiliados”. Pero agregó: “Supongamos que al haber una lista nueva vengan 8.000, igual sigue sobrando lugar”. 

Pero la cuestión judicial sigue: el oficialismo también tiene metida una causa judicial por adulteración de carnets filiatorios para engrosar el padrón de votantes opositores. Investiga la Justicia Federal. 

Retomando la interna sindical, Muerza aprovechó la crisis con Carrefour para tomar visibilidad y posicionarse puertas adentro entre los afiliados aunque la negociación siempre estuvo bajo la órbita de la Federación que conduce Cavalieri. Muerza es delegado de Coto y nutre parte de su estructura de poder en los trabajadores del sector supermercadista. Se posicionó apareciendo en los medios rechazando el acuerdo con Carrefour “por insuficiente”.