• El 40% de los empleados públicos cobró el plus por presentismo
    • Un adelanto del ajuste, el pacto sindical y Carrió contraataca en la Justicia
    • Cristina Kirchner vs. Claudio Bonadio: recelos, favores y un cuarto round en Tribunales
    • Sigue la búsqueda de Claudio Uberti que está prófugo desde el viernes
    • Margarita Stolbizer dijo que la causa de los cuadernos "es una parte" y apuntó al flujo de dinero "en las áreas de subsidios"
    • Gerardo Morales quiere casarse pero, por ahora, no puede

Margaret Atwood propone una ley de aborto para fetos inviables

De visita. Margaret Atwood, en la Bibloteca Nacional, en diciembre de 2017. / Luciano Thieberger

“Las mujeres que no pueden tomar la decisión sobre si tener o no bebés son esclavas”, escribió Margaret Atwood -la autora de la novela El cuento de la criada- en julio, en pleno debate sobre la ley de legalización del aborto que el Senado rechazó en la madrugada de este jueves. Lo hizo en una carta al diario UNO de Santa Fe: estaba hablándole a nuestro país. Ahora, tras el rechazo, la autora propone una ley que alivie una de las situaciones más graves causadas por la penalización: la de quienes llevan en el útero bebés que no sobrevivirán más que unas horas fuera de él. Lo hace en un mail dirigido a Ana Correa, una de las integrantes de Ni una menos.

Atwood viene acompañando la discusión sobre el aborto legal en la Argentina. En junio publicó una serie de tuits apoyándolo, incluso uno dirigido directamente a la vicepresidenta Gabriela Michetti, una firme opositora a la ley. “Vicepresidenta de Argentina @gabimichetti: no les de la espalda a miles de muertes por año por abortos ilegales. ¡Deles a las mujeres argentinas el derecho a elegir!”, dijo entonces la autora de esa novela -hoy una serie reconocida- situada en un Estado absolutista cristiano, donde hay mujeres obligadas a actuar como “paridoras”.

Este jueves, Correa le envió un mail contándole el resultado de la votación y la autora canadiense le contestó: “Querida Ana. Estoy decepcionada. Es deprimente. Pero a veces lleva años hacer cambios como éste. Al menos ustedes consiguieron que se le prestara importante atención a esta situación”.

A continuación, la autora dijo que que quería insistir en la idea de que “el Estado se apropia de los cuerpos de las mujeres” y, en ese sentido, que  “un trabajo forzado hecho para el beneficio de otros es esclavitud”.

“Tal como está”, escribe Atwood, “la ley es injusta”. Y “puede llevar años cambiarla”. Entonces, dado el rechazo, propone “someter otra ley a votación: una que se ocupe solamente de los fetos inviables”. Hoy, una mujer que lleva un feto sin posibilidad de vivir fuera del útero depende de la interpretación que hagan los médicos de su caso: si consideran que su salud corre peligro, pueden practicar un aborto no punible pero si no, la mujer tiene que dar a luz a un bebé que morirá horas más tarde.

Durante los meses de debate sobre la ley, grupos de mujeres se vistieron como las paridoras de la serie de Atwood para dejar constancia de su posición y su reclamo a los legisladores.