Desde el sábado, una potente semana de arte en Chaco

Un retrato habitual en sus ediciones. / Gentileza.

En su última edición, casi 400 mil personas la recorrieron. Una magnitud que sorprende al público que no está familiarizado con los circuitos del arte. Cada dos años, la Bienal Internacional de Escultura revoluciona Resistencia, la capital de Chaco. Durante una semana, se llevan adelante diferentes competencias en las que escultores tallan sus obras al aire libre. Hay un certamen internacional y otro para estudiantes de Bellas Artes del país. Además, ciclos de música, ballet y conferencias académicas. El sábado empieza esa atractiva maratón cultural con entrada gratuita, entre la complejidad de todo encuentro creativo y el folclore popular. Esta vez, el condimento es mayor: la Bienal celebra 30 años.       

El certamen principal será el Gran Premio de Honor, en el que compiten escultores ganadores de ediciones anteriores. Deberán crear, en un espacio al aire libre, ganándole al tiempo y a las condiciones climáticas. El lema que se les propone es “identidad en movimiento”. En ese rubro estarán trabajando León Saavedra Geuer (Bolivia), Piotr Twardowski (Polonia), Tobel (Alemania), Fernando Pinto (Colombia), Thierry Ferreira (Francia), Qian Sihua (China) y Raúl “Pájaro” Gómez (Argentina). Sus obras, el sábado 21, serán evaluadas por un jurado internacional.    

En el marco del Premio Desafío, estudiantes de carreras de arte dividivos en equipos por provincia deberán realizar una obra con la presencia del público en el lapso de 48 horas continuas.  

Hay otros platos fuertes en la programación: la artista Marta Minujín ofrecerá una charla sobre “arte efímero y de participación masiva” en el Domo del Centenario capitalino, el jueves 19, a las siete de la tarde. También se realizará un taller artístico para chicos, una muestra de escultores chaqueños y se ofrecerán espectáculos de ballet, de tango y obras de teatro, así como un Congreso Internacional de Artes en el que entrarán en diálogo artistas, curadores y críticos. 

El eje de las actividades es el Museum (Museo de las Esculturas Urbanas del Mundo), un predio especial que supera los 14 mil metros cuadrados en el Parque 2 de Febrero de Resistencia. 

La Bienal nació a pulmón un invierno de 1988. Un grupo de amigos, que integraba el escultor Fabriciano Gómez -hoy presidente de la Fundación Urunday, institución que con el gobierno de Chaco y el apoyo de sponsors organizan el encuentro- tuvo la idea de convocar artistas para crear al aire libre en el nordeste argentino. Con los años, la Plaza 25 de Mayo de Resistencia quedó chica y el concurso se trasladó al Parque 2 de Febrero. 

El legado en la ciudad es mayor: las ediciones del gran encuentro dejaron ya 640 esculturas instaladas en espacios públicos, un fuerte imán turístico.    

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *