• Con las coimas de la obra pública se podrían haber financiado 130 campañas presidenciales
    • Varias localidades bonaerenses amanecieron con pintadas en apoyo a Cristina Kirchner
    • Fin del misterio: lograron identificar los restos de un caído que estaba en una tumba compartida en Darwin
    • Carlos Wagner nombró a once empresas que no estaban siendo investigadas
    • Estela de Carlotto cuestionó que un chofer pueda tener "semejante escritura perfecta"
    • Nicolás Dujovne: "Tuvimos una oportunidad perdida con el kirchnerismo, que fue un gobierno del saqueo"

Bienal del Chaco: un escultor alemán ganó el premio mayor

El artista polaco Twardowski, el alemán Tobel, y el escultor boliviano Saavedra Geuer. / Gentileza Fundación Urunday

Resistencia. Enviado especial. 

El artista alemán Tobel, que ya había ganado la Bienal de Escultura del Chaco en 2010, se llevó el Gran Premio de Honor de esa competencia que culminó anoche. Fue por Sonidos del Universo, talla en un bloque de mármol travertino de unos dos metros de alto. La obra, de base móvil y con una perforación que la atraviesa con forma de caracol, juega con el sonido que produce su particular diseño como metáfora de la energía que cruza el tiempo.

También hubo otros premios en el marco de la edición número 30 del certamen en que los artistas realizan obras al aire libre durante una semana, en la ciudad de Resistencia. En segundo lugar se eligió el trabajo del polaco Piotr Twardowski, titulado PT-18: una estructura que representa los movimientos de los planetas como un cuerpo vivo interrelacionado.  

El podio se cerró con Vuelo, del boliviano León Saavedra Geuer, enorme pieza en hierro que, con alas metálicas que se bambolean con el viento, permite reflexionar sobre los balances y equilibrios permanentes en la vida. Además, el voto del público reconoció al escultor argentino Raúl “Pájaro” Gómez por su trabajo Espíritu del viento.

​Este año los premios no incluyeron una suma de dinero, pero los siete participantes recibieron un cachet ​de 8.500 dólares.  

​​La trigésima edición del encuentro cultural terminó formalmente anoche, si bien la muestra también estará abierta al público hoy. Ayer hubo pasillos llenos en el Museum, el predio de 14.500 metros cuadrados donde se celebra la Bienal, y desde la organización aseguraron que el número final de visitantes superará las 450 mil personas.